¡Síguenos! ThumbsUp
info@seon.io+44 20 3997 6090
Qué es el fraude inmobiliario y cómo evitarlo

Puede que no tenga los llamativos titulares que generan los fraudes de contracargo y los robos de cuentas, pero el fraude inmobiliario es un tema que preocupa realmente tanto a los compradores como a los inquilinos, así como a los agentes inmobiliarios y a las empresas adyacentes de todo el mundo.

Se ha demostrado que el fraude inmobiliario, en sus diferentes formas, va en aumento. El FBI informa de que 11.578 personas fueron víctimas solo en 2021, mientras que, en el Reino Unido, las solicitudes y denuncias recibidas por los servicios del Registro de la Propiedad se han duplicado en diez años. 

Hoy profundizamos en el fraude inmobiliario y en el fraude de alquiler y también hablamos de un ejemplo real de cómo SEON ayudó a un mercado inmobiliario a identificar y bloquear a un delincuente que pretendía estafar a los visitantes de su portal inmobiliario.

¿Qué es el fraude inmobiliario?

Más que un término técnico, el fraude inmobiliario se produce siempre que alguien utiliza el engaño para extraer dinero, información valiosa o artículos de valor de una persona o empresa utilizando un esquema que implica la compra, el alquiler o la posesión de una propiedad. 

De hecho, el objeto a extraer puede ser incluso la propia propiedad. 

Las víctimas del fraude inmobiliario pueden ser:

  • los actuales propietarios de viviendas
  • inquilinos
  • compradores de viviendas 
  • empresas que poseen, alquilan o arriendan propiedades
  • administradores de propiedades, incluyendo empresas y asociaciones
  • empresas adyacentes al sector inmobiliario y de alquileres

En cuanto a sus consecuencias, incluyen la pérdida de fondos (a veces de grandes sumas, ya que son habituales durante las transacciones inmobiliarias), el daño a la reputación de las empresas, la pérdida de licencias, las multas contra el lavado de dinero y otras, y el perjuicio general para la economía local y nacional.

Reguladores de la lucha contra el lavado de dinero en todo el mundo

Tipos de fraude inmobiliario

Existen varios tipos de fraude inmobiliario, algunos de los cuales son exclusivos de ciertos lugares y otros universales. Pueden estar relacionados con los pagos y el fraude electrónico, la suplantación de identidad, la suscripción de hipotecas o cualquier otra trama. He aquí una lista no exhaustiva:

Fraude en los listados: Una historia tan antigua como los anuncios clasificados, o quizás incluso más. Los listados falsos de grandes ofertas atraen la atención de personas que buscan comprar o alquilar un lugar, aunque el “vendedor” es un estafador. Quizá el ejemplo más conocido sea el de Victor Lustig, un estafador austrohúngaro que consiguió vender la Torre Eiffel dos veces, en 1925, antes de huir a EE.UU para continuar su lucrativa carrera delictiva.

Abandono de direcciones: Se produce cuando alguien alquila una propiedad, normalmente solo a corto plazo y la utiliza como dirección de entrega para intercambios fraudulentos de bienes o encuentros entre los estafadores y los delincuentes.

Estafa de cebo y cambio: Este tipo de fraude suele dirigirse a los inquilinos. Una empresa inmobiliaria anuncia una oportunidad muy atractiva para que la gente exprese su interés y/o se inscriba, solo para que le digan que hay un problema con el anuncio anterior. A continuación, el agente intenta convencerlos de que acepten una oferta más cara o de menor calidad, ahora que han sido enganchados. 

Estafa de la vivienda: Otro término paraguas, a menudo se refiere a todas y cada una de las estafas de alquiler, es decir, todos los casos en los que un propietario o un inquilino tergiversan su identidad, la propiedad de la que se habla o incluso los términos del acuerdo de alquiler al que pretenden llegar. Alternativamente, la “estafa de la vivienda” puede describir a veces las estafas relacionadas con las prestaciones de vivienda.

Fraude de transferencia: La compra de un inmueble implica la transferencia de importantes sumas de dinero a abogados o agentes, y los actores maliciosos buscan aprovecharse de ello. Envían correos electrónicos de spear-phishing a los compradores de viviendas, dándoles la información de la cuenta equivocada, en un intento de recibir estos depósitos y otros pagos en sus propias cuentas de bajas bancarias.

Fraude hipotecario: Un escollo desgraciadamente común para los prestamistas y los bancos es el fraude hipotecario, en el que alguien solicita un crédito con una identidad falsa o sintética, o incluso falsifica pruebas para influir en su score crediticio, con el fin de que le aprueben una hipoteca con falsos pretextos. El score crediticio alternativo puede ayudar a identificar y detener a estos estafadores. 

Lavado de dinero: El lavado de dinero a través de la compra de propiedades se clasifica como un tipo de fraude inmobiliario, ya que implica a una persona que oculta su verdadera identidad (una mula de dinero) que está comprando propiedades utilizando fondos adquiridos ilegalmente. Si tiene éxito, esto le permite blanquear el dinero, integrándolo en la economía y ocultando su verdadero origen.

Conversión de préstamos: Este tipo de fraude se dirige a los prestatarios y lo llevan a cabo prestamistas o agentes y asesores hipotecarios sin escrúpulos, o hasta directamente ilegales. Se trata de convencer a un prestatario de que refinancie un préstamo garantizado por su residencia principal sin que ello suponga un beneficio real para el prestatario, únicamente con el fin de que el intermediario o la institución reciba comisiones por ello.

Estafas de Airbnb: Una zona un poco gris, pero muchos consideran que las estafas de Airbnb y otras similares de alquileres a corto plazo entran dentro del fraude inmobiliario. Pueden ser uno de los diversos tipos de estafas, como los honorarios por adelantado que no se devuelven ni se reconocen, las reservas de terceros pagadas a través de tarjetas robadas, las estafas de pago en exceso que son perpetradas por los huéspedes, etc.

Fraude inmobiliario y AML

Desgraciadamente, el lavado de dinero y el sector inmobiliario tienen vínculos muy estrechos, gracias a las oportunidades que ofrece el mercado de la vivienda para colocar grandes sumas de dinero en una sola transacción. Esto significa que la recompensa para los delincuentes es alta para un solo esquema exitoso. 

De hecho, a principios de 2022, Transparencia Internacional reveló que se calcula que se han comprado propiedades por valor de 6.700 millones de libras esterlinas u 8.200 millones de dólares en todo el mundo con fondos “dudosos”. 

En Estados Unidos, en los últimos cinco años se han blanqueado más de 2.300 millones de dólares a través del sector inmobiliario, según GFI.

Lo que esto demuestra es que el lavado de dinero a través del sector inmobiliario es un problema muy real. Y está estrechamente relacionado con los escándalos de corrupción y de personas políticamente expuestas (PEP). 

Además de perjudicar a la economía y dar lugar a más fraudes, el lavado de dinero a través de la venta de propiedades también afecta a los agentes inmobiliarios, a los abogados y a otras partes que ayudan en esas compras.

Las empresas que permiten, incluso sin saberlo, el lavado de dinero a través de la propiedad inmobiliaria se enfrentan a multas, así como a problemas de regulación y autorización. Una empresa puede ser clausurada si las autoridades competentes descubren que es una vía para cometer delitos, por lo que existen muy buenas razones para llevar a cabo una diligencia debida reforzada (EDD) siempre que sea posible y para cumplir siempre con la legislación en materia de AML. 

Cómo evitar el fraude inmobiliario

Como consumidor, evitar las estafas inmobiliarias implica hacer todo lo posible por comprobar tres veces si la persona con la que estás realizando la transacción es quien dice ser.

A veces, esto es tan sencillo como no dar por sentada su palabra cuando te llaman por teléfono para pedirte que hagas una transferencia urgente u otra acción sospechosa. En su lugar, puedes decirles que les devolverás la llamada, buscar el número de teléfono de la organización a la que dicen representar y hacer una llamada para comprobar si realmente trabajan allí.

Herramientas como SEON también pueden ayudar a averiguar más sobre el propietario de una dirección de correo electrónico o un número de teléfono y si son legítimos, utilizando datos OSINT. 

Para probar esta herramienta de búsqueda social inversa, escribe una dirección de correo electrónico o un número de teléfono y pulsa la flecha. Se te mostrarán docenas de puntos de datos disponibles públicamente que están vinculados a su propietario, proporcionando una valiosa evidencia de si son quienes dicen ser.

 

Para las empresas que compran o alquilan propiedades, la prevención de estafas inmobiliarias sería similar. 

Sin embargo, para las empresas que gestionan o ayudan en la compra, el arrendamiento y el alquiler de inmuebles, la situación es más complicada e implica el despliegue de sofisticados módulos de software de prevención del fraude, de lucha contra el lavado de dinero y de mitigación de riesgos, así como de las estrategias para apoyarlos.

Solicita una demostración para ver lo que SEON puede hacer por ti

Observa nuestra herramienta en acción y comprueba cómo podemos ayudarte a mantener a los estafadores a raya, enriqueciendo tus datos para que tus operaciones sean más seguras y tus clientes más felices.

Pide un Demo

Cómo evitar el fraude como empresa inmobiliaria o de alquileres

Investigar minuciosamente a los compradores e inquilinos con los que haces negocios es la clave para mantenerte seguro como agente inmobiliario u otra empresa de bienes raíces.

A partir de ahí, un software AML creado para satisfacer los mandatos legales de tu zona contribuirá en gran medida a garantizar el cumplimiento de la normativa y a no correr el riesgo de ser multado por falta de diligencia debida.

Dependiendo del tipo de empresa que dirijas, merece la pena estudiar el análisis de la huella digital de SEON, que te proporcionará una visión única de las personas con las que estás tratando, y de si son quienes dicen ser, todo ello en tiempo real a través de llamadas a la API, consultando más de 50 redes sociales y plataformas digitales, así como otras fuentes.

Además, los elementos básicos de la prevención del fraude, como los tests de velocidad, el análisis de IP y las huellas digitales de los dispositivos completan el panorama, especialmente si tienes un portal en línea para ayudar a atender a tus clientes.

Cómo SEON detuvo el fraude inmobiliario en Homegate

SEON proporciona servicios de prevención del fraude para empresas en línea y uno de nuestros clientes es Homegate, un mercado inmobiliario con sede en Suiza que cuenta con más de 9 millones de visitas al mes.

Recientemente, pudimos detectar y bloquear una enorme red de fraude inmobiliario en el sitio web de Homegate, que había generado al menos 445 acciones de usuario falsas.

Homegate lleva varios años utilizando el sistema de prevención del fraude de SEON, y afirma tener una precisión del 99%. 

Como parte del servicio, las cuentas de los clientes de SEON son revisadas con frecuencia por el equipo de Éxito del Cliente, para ayudar a las empresas a sacar el máximo provecho de nuestras soluciones de prevención del fraude y enriquecimiento de datos.

Cuando uno de los miembros del equipo de Éxito del Cliente, formado exclusivamente por analistas y gestores de fraude, revisó las últimas transacciones de Homegate registradas en el sistema, algo les hizo sospechar:

  • Había varios usuarios nuevos que se registraban desde lugares no relacionados con Suiza, país al que sirve la empresa.
  • Todas estas cuentas tenían el idioma de sus dispositivos configurado en lenguas no suizas.
  • Su zona horaria también era muy inusual, siempre en GMT +8.

Por supuesto, siempre hay usuarios legítimos cuyo dispositivo podría devolver estos datos.

Por eso fuimos más allá: el equipo se coordinó para confirmar esta sospecha e investigar el incidente. Se aseguraron de que no había falsos positivos reportados, examinaron más de cerca las puntuaciones de riesgo asociadas y, finalmente, hablaron con Homegate.

¿El resultado? SEON impidió que esta red de fraude publicara aproximadamente 445 anuncios falsos de venta de propiedades, que pretendían estafar a los buenos usuarios de Homegate y que podrían haber tenido un impacto en la reputación del portal.

Arriba puedes ver la regla en el panel de administración de SEON que marcó estas cuentas.

Es una de las reglas de prevención del fraude por defecto, que busca identificar a aquellos usuarios cuya geolocalización del dispositivo y la geolocalización de la IP son sospechosamente inconsistentes.

Cómo denunciar un fraude inmobiliario 

El método indicado para denunciar fraude inmobiliario depende de si eres una empresa o un particular, así como de tu ubicación. En EE.UU, puedes presentar una denuncia en el Centro de Denuncias de Delitos en Internet del FBI, así como dirigirte a la autoridad de protección del consumidor de tu Estado. 

En el Reino Unido, la Citizens Advice Bureau aconseja hablar con la policía y con Action Fraud o con ellos mismos. 

Si tienes motivos para creer que la estafa ha sido perpetrada por una empresa con licencia y no por los estafadores que se hacen pasar por tales, considera la posibilidad de acudir también al Defensor del Pueblo de ese sector.

¿Cómo puede SEON detener el fraude inmobiliario?

SEON es una plataforma de prevención del fraude hecha para empresas, por lo que no puede ayudar a los particulares. Dicho esto, se puede utilizar el módulo gratuito de búsqueda inversa de correo electrónico y el módulo de búsqueda inversa de teléfono de SEON para tener una idea de si se está realizando una transacción con una persona real. 

Para las empresas y organizaciones, hay varios tipos de fraude inmobiliario en los que SEON puede ayudar, entre ellos:

Y más, así como todos los fraudes digitales relacionados con las transacciones y la incorporación que puedan perpetrarse en un portal relacionado con la propiedad. 

Preguntas frecuentes

¿Qué es el fraude negativo en el sector inmobiliario?

El término “fraude negativo” describe los casos de comportamiento deshonesto cuando un agente inmobiliario está obligado a compartir información específica con un comprador o arrendatario, pero decide no hacerlo en su propio beneficio. Es un caso de mentira por omisión, y está penado por la ley.

¿Qué es el fraude de listados?

El fraude de listados es todo comportamiento fraudulento relacionado con la publicación de anuncios clasificados o de otro tipo, como los anuncios inmobiliarios. Por ejemplo, puede tratarse de anuncios falsos diseñados para estafar a los compradores de viviendas, como hemos visto anteriormente. O puede tratarse de subarrendar ilegalmente cuando un contrato no lo permite.

¿Cómo puedo detectar las estafas de Airbnb?

En términos generales, si parece demasiado bueno para ser verdad, lo es. Las estafas de Airbnb se producen casi siempre después de que el estafador te convenza de que realices una transacción fuera de la plataforma oficial, por ejemplo, para enviar un pago. Pueden dirigirse a los propietarios o a los huéspedes, dependiendo del método. La empresa cuenta con varias defensas, como las directrices oficiales y las calificaciones de estrellas para sus usuarios, que pueden ser de gran ayuda. Además, Airbnb ofrece apoyo y medios oficiales de resolución de problemas. 

¿Qué es el fraude de alojamientos?

Se trata de un tipo de estafa que suele referirse a los alquileres vacacionales, incluyendo las habitaciones en alquiler y los hoteles. La versión más sencilla es cuando se crea un sitio web falso para que la gente reserve sus vacaciones en un alojamiento inexistente, o simplemente creado por alguien que no está afiliado a un hotel o empresa existente. En este caso, pedirán dinero por adelantado y nunca lo devolverán. 

Fuentes

Compartir artículo

Ve una demo de nuestro producto en vivo

Haz clic aquí

Author avatar
Nikoleta Dimitriou


Suscríbete a nuestro boletín de noticias

Las mejores historias del mes directamente en tu bandeja de entrada