¡Síguenos! ThumbsUp
info@seon.io+44 20 3997 6090
Cookie Stuffing

En el mundo del fraude de marketing de afiliación, el cookie stuffing es un método utilizado por los afiliados fraudulentos para engañar a los sitios web haciéndoles creer que les han enviado tráfico cuando no lo han hecho. 

Esta práctica también se denomina cookie dropping y es uno de los tipos de fraude de afiliados más comunes y extendidos, que se utiliza desde hace décadas.

Un “cookie stuffer” trata de ganar una comisión a propósito por remitir a un usuario a un sitio web sin haberlo hecho. 

La cookie contiene información falsa que dice que el usuario fue convencido por el afiliado y que hizo clic desde el sitio de este último. 

Como resultado:

  • el afiliado recibe dinero
  • se aprovecha del visitante
  • el sitio web engañado paga por un servicio que no ha recibido, perdiendo dinero
  • otros afiliados salen perdiendo, ya que se acredita al afiliado equivocado
  • las métricas de marketing se desvirtúan al ser inexactas

Según una investigación de TrackAd, el cookie stuffing representó el 62% de todos los fraudes de afiliados que tuvieron lugar en 2018. 

El cookie stuffing es utilizado por los comerciantes afiliados de sombrero negro para engañar a los sitios web y hacerles creer que les han enviado tráfico y/o clientes. El objetivo final es el beneficio.

Las redes de afiliados y los vendedores ganan dinero remitiendo visitantes a otros sitios, que pagan por este servicio. 

Por desgracia, este sector de la economía digital está plagado de fraudes de afiliados y algunas industrias dependen más de los afiliados que otras, como veremos con más detalle más adelante. 

Con el cookie stuffing, el objetivo de los estafadores afiliados es hacer creer al sitio web que dicho usuario ha completado una acción (como una compra o un registro) porque fue convencido de hacerlo por el afiliado. 

Sin embargo, el afiliado simplemente ha introducido numerosas cookies en el navegador del usuario, sin informarle ni convencerle de los productos y sitios web que las cookies de terceros mencionan.

Es posible que el usuario acabe visitando uno o varios de los sitios web en cuestión y compre algunos productos. Cuando esto ocurra, el afiliado recibirá una comisión, que no es merecida ni se basa en actividades legítimas de afiliación. 

De lo anterior se desprende que el cookie stuffing es un juego de números. Las cookies son numerosas -de ahí el “relleno” (stuffing) – y los sitios web lo hacen con todos los visitantes. 

Aunque la gran mayoría de estas cookies no suponen nada, se inyectan en los navegadores de los visitantes de forma automática, mediante scripts, y su gran número garantiza que algunas acabarán funcionando. 

Además, las cookies suelen ser rellenadas desde páginas que generalmente están relacionadas con las intenciones de búsqueda del visitante. Por ejemplo, alguien que ha buscado en Google televisores Ultra HD o consejos para elegir el televisor Ultra HD que se adapte a sus necesidades es más probable que acabe comprando uno online. 

Algunos sitios web con consejos sobre la selección de televisores pueden utilizar el cookie stuffing para asegurarse de que cuando esta persona compre uno de los más disponibles, el afiliado recibirá dinero, aunque no haya enviado directamente a ese usuario a la tienda ni le haya convencido sobre ese televisor en concreto. 

Hay que dejar claro que la compra real podría tener lugar semanas o incluso meses después de que el usuario visite por primera vez ese sitio web, y no es necesario que haya visto o leído nada relacionado con el producto en el sitio web del afiliado fraudulento.

En otras palabras, el cookie stuffing es una prueba falsa y plantada de que el afiliado ha ayudado a vender el producto, aunque no haya hecho tal cosa.

gráfico del cookie stuffing, para que se usa

El cookie stuffing suele ser así:

  1. Alguien visita un sitio web de afiliados.
  2. El sitio web genera docenas, sino cientos de cookies para varios productos populares y relacionados, y a veces para varias tiendas diferentes.
  3. Estas cookies se colocan de forma encubierta en el navegador del visitante. El usuario no es consciente de ello. Estas cookies permanecen en el navegador a menos que se borren.
  4. (Mucho) después, el usuario visita una de esas tiendas online y compra uno de los productos.

También se pueden rellenar las cookies mediante la inyección en el navegador. Esto es un poco más complicado de llevar a cabo, pero básicamente consiste en que los estafadores construyan o compren extensiones del navegador y las utilicen para dejar caer cookies de afiliados en el tráfico orgánico que está en el sitio web del vendedor.

El cookie stuffing es una red muy amplia. Sigue el principio de que este usuario probablemente querrá comprar uno de las docenas de productos diferentes en uno de varios sitios diferentes, en lugar de solo el que estaba buscando o sobre el que leyó.

Lo anterior no es sincero porque:

  • Las cookies no son veraces, es decir, el afiliado no habló con el usuario sobre dicho producto o sitio web.
  • Va en contra de los términos y condiciones de la mayoría de los programas de afiliados.
  • Esto es ilegal en algunos lugares – por ejemplo, ha sido acusado como fraude electrónico en los EE.UU. (todos los fraudes que implican las telecomunicaciones, incluyendo internet).
  • La legislación sobre privacidad y seguridad de los datos, como el GDPR, prohíbe expresamente la recopilación de datos sin consentimiento explícito.

Curiosamente, alrededor de la primera década del siglo, se creía que el marketing de afiliación era muy seguro y no podía implicar fraude, porque los comerciantes solo pagan cuando se realizan compras legítimas. Desgraciadamente, los estafadores ya habían encontrado formas de evitarlo, como suelen hacer.

Como dijo Ben Edelman, de la Harvard Business School, en 2013, en un correo electrónico publicado en Ecommerce Bytes:

“El fraude de afiliados es un problema real. Durante más de una década, los anunciantes pensaron erróneamente que el marketing de afiliación era “a prueba de fraudes” porque los afiliados solo cobraban cuando los usuarios realizaban compras. Pero resulta que el sistema puede seguir siendo manipulado, incluso a través de los afiliados que utilizan todo tipo de esquemas para reclamar comisiones por compras que habrían ocurrido de todos modos”.

Algunos de los métodos de cookie stuffing más comunes son:

  • Plugins de WordPress 
  • imágenes
  • JavaScript 
  • scripts PHP 
  • extensiones del navegador
  • marcos e iframes 
  • ventanas emergentes 
  • hojas de estilo 

Todo el cookie stuffing ocurre sin el conocimiento del usuario. 

En 2013, dos de los principales afiliados de eBay fueron acusados de fraude electrónico y finalmente condenados por ganar al menos 28 millones de dólares en comisiones de afiliación a través de widgets de cookie stuffing. 

Uno de los dos hombres, Shawn Hogan, dirigía un widget que rellenaba al menos 650.000 cookies de eBay, mientras que el otro, Brian Dunning, rellenaba unas 20.000 utilizando un método similar. Con 8,257 millones de dólares de ingresos en 2013, eBay ya era un sitio web popular que atraía varios tipos de fraude en las subastas, y lo había sido durante años.

Como dice un escrito en Martech.org, 

“El problema evidente era que ninguno de los dos widgets hacía nada evidente para animar a la gente a comprar cosas en eBay. Hogan y Dunning cobraron por casualidad”.

Aunque la noticia de su detención y posterior condena sacudió la industria de la afiliación hasta el fondo y disuadió a algunos de probar esos métodos, otros simplemente encontraron mejores formas de cubrir sus huellas. 

El cookie stuffing tiene consecuencias indeseables, entre ellas:

  • Los afiliados acaban pagando a los estafadores/stuffers por servicios mal atribuidos.
  • Los socios de marketing legítimos pueden salir perdiendo, ya que sus resultados son comparativamente peores.
  • Los equipos de marketing y ventas de los comerciantes reciben información falsa sobre lo que funciona y lo que no para su base de clientes.
  • Se aprovechan de los consumidores.

El cookie stuffing afecta a todos los sectores en los que se utilizan afiliados. Entre ellos se encuentran:

  • iGaming y juegos de azar
  • CFD, divisas y otros tipos de comercio en línea
  • las compras en línea, incluidas las de fitness y belleza 
  • el sector de los viajes y la hostelería
  • las bolsas de criptomonedas y las plataformas de inversión
  • proveedores de préstamos 
  • aplicaciones y sitios web de citas en línea

Suelen ser sectores muy competitivos con una fuerte presencia online. 

En cuanto al comercio electrónico, la naturaleza del cookie stuffing hace más probable que los grandes minoristas en línea -o los que son bien conocidos en su sector- sean el objetivo, como vimos anteriormente con eBay, por ejemplo.

Las técnicas que ayudan a acabar con el cookie stuffing en tu plataforma incluyen el monitoreo del tráfico, la huella digital del dispositivo y el análisis del comportamiento. 

Por ejemplo, observar cuándo se generó la cookie de afiliados, así como la rapidez con la que el usuario eligió su producto en una tienda electrónica, puede ayudar a determinar si la cookie está realmente relacionada con la compra en cuestión o no.

Los expertos en fraudes explican que la clave está en las tasas de conversión del afiliado: clics frente a compras. El cookie stuffing es tan amplio que sus tasas de conversión serán miserables en comparación con otros canales.

Las plataformas antifraude integrales también pueden ayudar a identificar qué afiliados utilizan estos métodos de sombrero negro, ahorrando a los comerciantes cantidades significativas de dinero y, en última instancia, logrando asociaciones de mayor calidad con afiliados de buena reputación. 

Lucha contra los estafadores

El fraude es cada vez más complejo, desde los nuevos y elaborados esquemas hasta el fraude como servicio, pero hay formas de combatirlo.

Aprender más

Fuentes

  • Business Insider: eBay’s Top Affiliate Marketer Was Just Sentenced To Federal Prison
  • Ecommerce Bytes: eBay Affiliate Pleads Guilty in Cookie-Stuffing Scam
  • Statista: Annual net revenue of eBay from 2013 to 2020
  • TrackAd: Cookie Stuffing: What you need to know about fraud in CPA platforms
  • Martech: Cookie-Stuffing Could Land eBay’s Top Two Affiliates In Jail

Términos relacionados

Artículos relacionados

Contàctanos para una demo

No dudes en contactarnos para una demo!